Publicado el

Handspun! Oh My!

Después de varios directos esta semana hablando de las maravillas del hilado y la lana idem, tenéis que estar un poco hasta el moño de mi gran obsesión más allá del tejido. Porque hay cierto encanto en la cadencia de los pedales, en el control, o descontrol, que puedes conseguir en el producto final que sale de la bobina. Porque muchas veces mi hilado tiene objetivo definido y sé lo que va a ser antes incluso de preparar la fibra. Otras veces una trenza o un batt cae en mis manos y ya sé lo que voy a hacer. ¡O la inspiración nace cuando ya estoy apunto de plegar el hilo!

Otras veces, esa sensación de propiedad no aparece en ningún momento del proceso, pero sí la necesidad de convertirlo en hilo, en alguna clase de hilo, ya sea un fino lace o un aran esponjoso. Hilar por el mero placer de sentir la fibra deslizarse entre mis dedos. En todas las madejas dejo algo de mí, pero algunas sé que no son mías para tejerlas.

Durante años he tenido madejas hiladas a la venta, pero dejé de ponerlas en la antigua tienda por los gastos que suponían. Ahora, con una tienda mejor controlada por mí, he decidido ir subiendo algunas de las que ya tengo hiladas, y con el tiempo irán apareciendo otras de vez en cuando.

Además, si tienes curiosidad por tejer con una lana hilada a mano, pero ninguna de las madejas que he subido se ajustan a los que quieres, puedes ponerte en contacto conmigo vía el formulario de la web, o los mensajes de Instagram o Whatsapp y encargarme una que se ajuste exactamente a lo que buscas o necesitas.

Lanas Hiladas a mano en la tienda
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *